¿Qué es el Cohousing?

Qué es el Cohousing

Un grupo de cohousing, liderado por Hispacoop, entre los que se encontraban los cohousing pioneros en España, ya en funcionamiento, y grupos en desarrollo, presentaron en 2019 un Manifiesto sobre cohousing, con el objetivo de dar a conocer este nuevo modelo de vida, conseguir su reconocimiento ante las distintas Administraciones Públicas, y darle difusión como alternativa para un envejecimiento activo.

En el Manifiesto se define el COHOUSING como una comunidad colaborativa auto gestionada (CCA) que convive en un entorno que sus miembros han promovido y diseñado, formado por unidades habitacionales privadas y espacios comunes para compartir actividades, servicios y cuidados.

La comunidad se caracteriza por:

  • Favorecer la independencia, la autonomía y el crecimiento personal de los residentes.
  • Un espacio de convivencia basado en el respeto y la tolerancia, que facilita y promueve la interacción social, la participación la colaboración y la ayuda mutua.
  • Un espacio donde poder permanecer hasta el final de la vida, sea cual sea su circunstancia, y lo más importante, atendidos por profesionales y con un modelo de atención digno centrado en la persona (ACP).
  • Asumir derechos y obligaciones compartidas dentro de los valores cooperativos.

El COHOUSING es una solución que emana de la sociedad civil y, desarrollada en la gran mayoría de los casos por las personas mayores, para hacer frente al problema del creciente envejecimiento de la población y de los cambios sociales a los que se enfrenta la sociedad en general.

Los principios del cohousing se basan en:

  • Comunidad autopromovida, autodiseñada y autogestionada. Los miembros de la comunidad participan en la promoción, en el diseño arquitectónico y en la gestión del día a día y solamente solicitan ayuda externa puntual.
  • Comunidad democrática. Las normas que rigen el proyecto y la convivencia se basan en la democracia, decidiendo lo más adecuado para las personas.
  • Modelo cooperativo. La fórmula cooperativa se adapta filosóficamente a los valores del cohousing. Porque una cooperativa es una asociación de personas que se unen de forma voluntaria para satisfacer necesidades y aspiraciones de tipo económico, social y cultural en común, siendo sus valores los de autoayuda, autorresponsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.
  • Solidaridad y ayuda mutua. En línea con los valores del modelo cooperativo, los miembros de la comunidad se ayudan entre ellos para una buena convivencia.
  • Diseñan su espacio. Favoreciendo la convivencia y aumentando el contacto social.
  • Preocupación por la sostenibilidad. El respeto al medioambiente, el aprovechamiento de los recursos y el desarrollo sostenible deben ser ejes del proyecto.
  • Intergeneracionalidad. Aunque la mayoría de los proyectos senior desarrollados en España están enfocados hacia el colectivo de 50 y más años, existen experiencias que trabajan la Intergeneracionalidad aunque el colectivo predominante sea senior.
  • Compromiso para toda la vida.

Son nuevas formas alternativas para personas mayores que quieren vivir de manera activa, en compañía y con ilusión, no solo como portadores de derechos, sino también asumiendo la responsabilidad del deber contraído con la sociedad como personas que desean seguir siendo, en beneficio propio y en el de las generaciones futuras.

En España, el cohousing, como movimiento, es amplio y recoge tipologías arquitectónicas, comunitarias y jurídicas muy diversas. Aunque existen algunos principios generales en común (por ej., autogestión, sin ánimo de lucro, vida compartida…), cada comunidad se rige por los suyos propios y utilizan distintos términos (no sólo cohousing) para definirse (por ej., vivienda colaborativa, residencial, centro de convivencia, comunidad colaborativa…). Al ser un nuevo modelo de vida, se está observando el uso indebido del término “cohousing” en construcciones y ventas de complejos que no corresponden con la realidad.

La definición del cohousing debe tener en cuenta:

  • Las características jurídicas: los datos de estudios realizados nos dicen que el cohousing es un fenómeno propio de la economía social. La gran mayoría se han constituido como cooperativas (87%), de las cuales predomina la forma de cooperativa de consumidores y usuarios (43%), seguida de la de vivienda (35%), y de consumo y servicios (13%). (Datos del estudio realizado por MOVICOMA en 2021 a 34 grupos encuestados).
  • Las características físicas/arquitectónicas: se ha observado que el tamaño de los cohousing ha cambiado a lo largo de estos años. En un principio los primeros proyectos se construyeron grandes, en buena medida para asegurar la sostenibilidad económica, especialmente cuando se incluyen servicios de limpieza, de comedor y atención a la dependencia (cohousing con 60-79 unidades de vivienda). A lo largo de los años, la tendencia de los proyectos ha sido a pensar en una construcción más pequeña (25-50 unidades de vivienda), y en menor medida, algunos proyectos con un gran número de viviendas.

En cuanto a la localización y el suelo, a pesar del interés en construir en zonas urbanas, los primeros cohousing fueron construidos en zonas periurbanas y rurales, y ninguno en zona urbana, como consecuencia del alto coste del terreno urbano. Sin embargo, la tendencia actual es a construir en zona urbana.

  • Las ideas y valores rectores de los grupos: las conclusiones extraídas del estudio de Hispacoop de 2023 a diferentes grupos de cohousing, realizado por MOVICOMA, nos indican que los valores principales tienen que ver con crear unas condiciones sociales y materiales para poder envejecer en una comunidad de apoyo, abierta al entorno, que les permita participar socialmente, ser activos y no depender de los hijos. Los grupos de cohousing resaltan las siguientes características:
  • Ser abiertos a los vecinos e implicados en la vida del barrio/pueblo
  • Envejecer en comunidad
  • Ayudarnos y cuidarnos
  • Promover una vida activa en todos los sentidos
  • No tener ánimo de lucro
  • Cooperar con otras cooperativas y proyectos afines
  • Ser (o convertirnos en) una base para no depender de nuestros familiares
  • El perfil y las motivaciones de los individuos: la mayor parte de los grupos de cohousing están formados por un porcentaje mayor de mujeres. El perfil socioeconómico de las personas implicadas es el de una persona con educación universitaria, con preponderancia de trabajadoras del sector educativo, de la salud y de la administración pública. En relación a la edad, las personas que forman parte de los grupos en construcción tienen una edad media de 65 años, y se han incorporado a los grupos con unos 60 años de media.

En cuanto a las motivaciones de los individuos, son importantes porque determinan el encaje con los proyectos, y pueden agruparse en tres tipologías:

  • Envejecimiento comunitario: personas que buscan una comunidad de crecimiento y de apoyo mutuo, que quieren evitar la soledad, preocupados por la deshumanización de la vejez y que consideran muy importante mantener la autonomía y disponer de servicios. Este equilibrio entre comunidad y servicios es un elemento especialmente importante para las mujeres con educación superior.
  • Envejecimiento independiente y con servicios: personas que no están interesadas en la vida comunitaria, ni en la transformación social, algo en prevenir la soledad. Lo que sí quieren es preservar su autonomía persona y especialmente tener un entorno adecuado y servicios. Enfatiza una visión ‘finalista’ de la comunidad, con diseño social y material que busca garantizar la posibilidad de cuidados profesionales cuando sean necesarios dentro de la comunidad.  Encontramos una mayor proporción de hombres que buscan esto. La orientación de estas personas es a los servicios y cuidados.

Tercera edad activa:

Personas que están motivados por la vida comunitaria y un poco por la transformación social pero solo como fuente de enriquecimiento personal y motivados por mantener la autonomía, pero no en disponer de servicios. La orientación del proyecto es a la vida social y los aspectos vinculados con los cuidados son menos importantes. A diferencia de las otras dos, no encontramos ningún rasgo socio-demográfico que permita distinguir un perfil de persona más relacionada con este tipo de motivaciones.